Nuestra historia  

Somos una empresa familiar creada en el año 1912, en el pueblo de Baio. Fundada por don José Rodríguez Costa, ha ido pasando de padres a hijos hasta nuestros días.

Don José, nació en Vimianzo y se estableció en Baio. Al casarse, decidió montar una pequeña carpintería y no tardó en recibir sus primeros encargos de ataúdes, los cuales se hacían a medida y se fabricaban en el momento.

En pocos años y dada la creciente demanda, los féretros empezaron a fabricarse en serie de una forma ya mucho más elaborada y utilizando medidas estándar.

Fue en el año 1957, cuando se constituyó la funeraria propiamente dicha y se empezaron a ofrecer servicios funerarios de forma oficial. Con la idea de construir un hogar funerario y así prestar un nuevo servicio a nuestros clientes, se inauguró en el año 1982, el edificio que actualmente es nuestra sede.

Hoy en día cubrimos una importante zona de “A Costa Da Morte” y ofrecemos servicios a nivel nacional e internacional. Contamos con dos tanatorios totalmente acondicionados y el mejor equipo material y humano necesarios para desarrollar nuestro trabajo de la forma mas profesional y eficaz. También disponemos de un servicio de atención al cliente, personalizado, durante las 24 horas del día, de la mano del personal más cualificado.

Nuestra seriedad y transparencia se han hecho patentes durante todos estos años de trabajo y esfuerzo.